Skip to Content

Tendencias de la gestión de la fuerza de trabajo en 2020

Con el constante crecimiento de la competitividad, las organizaciones se ven obligadas a reevaluar a sus equipos y buscar soluciones alternativas de contratación. Vea más en este artículo.

A medida que la fuerza de trabajo evoluciona, las necesidades de las organizaciones también cambian. En este caso, la personalización y la capacidad de ofrecer soluciones pertinentes y aplicables son cada vez más solicitadas para impulsar estratégicamente los negocios. 

Con el constante crecimiento de la competitividad, las organizaciones se ven obligadas a reevaluar sus equipos y a buscar soluciones alternativas de contratación, como, por ejemplo, el servicio subcontratado. La externalización de servicios tiene por objeto optimizar la cadena de producción de la empresa con respecto a factores como la calidad, la velocidad de producción y los resultados financieros directamente vinculados a los precios de los productos. 

En todo el mundo las demandas regulatorias se centran en la necesidad de soluciones ágiles. A medida que las organizaciones crecen gradualmente, aumenta la obligación de descubrir nuevas formas compatibles sin crear costos innecesarios. 

Así como el proceso de trabajo se hará más ágil, las plataformas tecnológicas seguirán al mismo ritmo. El almacenamiento en la nube, por ejemplo, ganará cada vez más espacio, ya que facilita y elimina las ventanas de mantenimiento, proporcionando un enfoque de ecosistema abierto y, por consiguiente, un mayor rendimiento. Algunas macrotendencias ya se esfuerzan por optimizar las experiencias de los trabajadores y los clientes, como: el avance de la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, la propia computación en la nube y la conectividad 5G.

Con estas medidas, las organizaciones tendrán más acceso a tecnologías que proporcionan soluciones personalizadas y están en constante evolución para satisfacer demandas rápidas y ágiles. Esta capacidad de acceder a una base diseñada para el cambio rápido conduce a soluciones flexibles y adaptables que satisfacen eficazmente las necesidades cambiantes y de adaptación de una empresa. 

Hoy en día, las organizaciones quieren información que les ayude a tomar decisiones precisas sobre sus proveedores y los servicios contratados. Esta gestión estratégica debe estar alineada con los cambios del mercado, es decir, la velocidad y la reducción de los costos deben estar directamente vinculadas estratégicamente para responder a estas fluctuaciones.

 
Insights de Negocios